Crónica del triatlón de Chilches 2015

Triatlon Chilches 2015

Por fin de nuevo reencontrándome con el triatlón, que ya había ganas. Tras muchos meses sin competir, sólo entrenando y dirigiendo a otras personas, vuelvo a una competición de triatlón no drafting Olímpico, el triatlón de Chilches. Las que más me gustan, la verdadera esencia.

Son las 5:45 de la mañana, me levanto para desayunar y, como de costumbre no tengo hambre. Estoy nerviosa. Cuando termino me preparo todo, el neopreno, las zapatillas, las gafas de nadar, etc. A las 7:35 Jose pasa a por mí. A mitad de camino nos damos cuenta que se nos había olvidado el esparadrapo para sujetar los geles, y esto derivo a más nerviosismo y a un leve enfado entre ambos.

Llegamos a Chiches, y lo primero que hacemos es ir a por los dorsales e ir a colocar todo en los boxes: las zapatillas a un lado, el casco colgado en la bici y dentro de él las gafas y el portadorsal. Los nervios van aumentando. Hasta me cuesta poner las pegatinas del casco!!

Llegamos con varios del grupo de Resistentia (Josep, Lorena y Carlos) y comenzamos con el ritual: dorsales, boxes, colocación de gomas, inventario de geles, saludos a amigos y rivales… Nos vamos con el tiempo justo a la playa para calentar y a la línea de salida. Me despido de Lorena y le deseo suerte, seguro que lo hace genial.

Ya está todo listo en boxes, me queda ponerme el neopreno. Veo a una amiga del club, y me quedo con ella a ponerme el neopreno. Estoy muy nerviosa, no acierto casi ni a colocármelo. Vamos Lorena, todo va a salir bien.

Mi amiga del club y yo decidimos nadar antes de la salida para relajarnos un poco y vamos hacia la salida. Están a punto de salir los chicos. Veo a mi novio y decido desearle suerte, pero como de costumbre se pone tan nervioso que me ignora. Nunca lo entenderé, cuando competimos juntos siempre desaparece o se pone a charrar. Muy gracioso visto desde fuera, supongo… jaja

Como últimamente me pasa, al no competir nada, por ranking me ponen en la segunda salida. Y como siempre hago, me coloco en un extremo con la idea de no recibir golpes, hacer los primeros metros a tope y ponerme en cabeza cuanto antes, y así es exactamente como ocurre. Dan la salida. Me coloco las gafas (empañadas) mientras corro hacia el agua y hago los primeros metros a tope. Rápidamente me coloco en cabeza. Llego a la primera boya muy fácil con otro compañero de mi misma salida y empieza el lío donde nos vamos encontrando a gente de la primera salida. Sigo nadando muy muy cómodo la verdad, y salgo de la primera vuelta con mucha fuerza, lo que permite correr para volver a entrar al agua y realizar la segunda vuelta de 750 metros. La realizo con tráfico pero sin apenas sobreesfuerzo, salgo del agua y clico en la alfombra del chip, 24 minutos, muy cómodo y con fuerza para arrancar hacia boxes. Esto pinta bien.

Los chicos ya han salido, la siguiente es la nuestra. En ese momento estaba empanada mirando mi Garmin, cómo funcionaba?? Supongo que cuando lleve cien o doscientos más ya no me pasará. Suena la salida, ahí vamos!!

Empecé a correr como si me persiguiera un león y me zambullí en el agua. Eran dos vueltas en el agua y la primera iba muy bien, intentando no pensar que había debajo del agua para no agobiarme. Sin embargo, la segunda vuelta me pasó factura. Eso de salir del agua y volver a entrar no mola nada.

Empieza lo bueno. Saliendo de boxes pego una arrancada de 800 watts (tengo ganas de ver cómo se verá este pico en el Garmin) y a partir de ahí, me clavo a 240-270 watts y me noto cómodo, con velocidad. Aquí me encontraré con la sorpresa del día, un repechón de kilómetro y medio que aguanto a plato y en mi zona umbral de 280-310 watts, agonizando subiendo con la lenticular. Aunque tengo confianza de que en la bajada voy a volar con ella. Transcurren los kilómetros, donde sólo me pasan dos malas bestias con cabra que a la postre iban a ser tercero y décimo del triatlón, unos cracks. Por lo demás el segmento de la bici muy bien, solamente un poco hinchado de lo hidratado que iba del mar. Ahora mi peor segmento, a correr toca!!

En la transición para la bicicleta, iba un poco mareada, era mi primer triatlón en toda la temporada. Qué desastre! Salgo de boxes y me pongo en marcha, me acoplo y empiezo a tirar. Algo no va bien en esta primera vuelta, iba mal, me ahogaba y empecé a comerme la cabeza. No entendía que fuera tan mal si lo que más he entrenado esta temporada es la bici. Pero poco a poco, empecé a encontrarme mejor. Sobre todo cuando en la bici me cruzaba con Jose y me sonreía. Aunque la verdad es que no sé si me sonreía a mí o es que iba apretando la mandíbula porque iba sufriendo en la bici. En fin, que al final adelanté a mucha gente. 29,5 de media, no está mal la verdad, pero puedo hacerlo mejor.

Llego a boxes y me encuentro bastante perdido en carrera ya que no sé en qué posición voy. De lo único que me puedo dar cuenta es que estoy rodeado de dorsales de la primera salida, buena señal. Meto ritmo en el primer kilómetro (3,50 – 4) y ya noto que el estómago me va a dar guerra, así que opto por bajar ritmo esperando que se relaje. Estoy pagando el agua salada. Sigo relajado hasta el km. 8 donde vuelvo a apretar para recuperar un poco el orgullo para poder pillar a Lorena que estaba en su primera vuelta de carrera a pie.

Llegaba el momento de bajar de la bici y correr. Recuerdo que sentí miedo. He estado lesionada más de medio año y apenas he podido entrenar la carrera a pie. Me hice unas plantillas y me dejé el poco dinero que tenía ahorrado en fisios aunque ninguno me decía nada claro… Pero tenía que acabarlo. Empecé a trotar, intentaba no pensar demasiado, pero era imposible.

En el kilómetro 3 empezó a dolerme la pierna y se me vino todo abajo. Momento complicado de sufrimiento. Y de repente ya no sentía el dolor, se había ido por completo. Ahí volví a llenarme de moral, era consciente de que sí lo iba a poder terminar. En ese momento me adelanta Jose. Me sentí muy contenta de verle, pero lo único que se dignó a decirme el muy capullo es ‘’aprieta el culo’’. No hay cosa que más rabia me dé, y es que tener un novio que encima es tu entrenador tiene su lado bueno y su lado no tan bueno.

En definitiva muy contento de volver a competir, de que no me rocen las zapatillas al ir sin calcetines y de disfrutarlo junto a mi pareja y el resto de componentes de resistentia.

Meta. Conseguí completar los 10 kilómetros. Me siento muy bien, realizada. Aquí estaba Jose, esperándome para darme un abrazo, ahora sí. Me siento preparada, con ganas de seguir adelante, sin que nadie ni nada me pare.

       

About The Author

Leave A Comment

Recent Posts

 
Road to Mallorca IM parte II : la prueba
En esta segunda parte Josep nos relata lo acaecido durante el transcurso de la prueba y los días posteriores a ella. SWIM : Me puse para salir en 1:10-1:20 por recomendación de Jose. En piscina no había sido capaz de hacer los 3000m sin parar en 1h, pero yo confié en el e hice lo
Road to Mallorca IM parte I
  Estas próximas dos entradas que van a acontecer en el blog resistentia tratan sobre Josep Balanyà, chico de 23 años de edad que ha preparado el Ironaman Mallorca en Alemania en la más absoluta soledad y con las dificultades que entraña el debutar en el triatlón. Como entrenador destacar su cabezonería, disciplina y ganas
Vuelta al cole
  La llegada del Otoño es inminente y con ella los objetivos de la segunda parte de la temporada. Finalización de circuitos btt, Ironmans de Otoño, medias distancias, medias maratones e incluso Maratón. Es el momento de la temporada en el que se nota quién ha estado trabajando durante el verano o ha estado sacrificándose
Tour de Flandes (parte II)
No está siendo un año fácil. El traslado a Holanda, los constantes viajes que se solapan (en Enero estuve casi dos semanas en Asia y prácticamente cada semana estoy cogiendo uno o dos aviones), estar constantemente fuera de mi rutina, no poder salir todos los sábado de forma continuada, tener dificultades para poder comer todos
Tour de Flandes 2016 (parte I)
Te has enterado? Atentado bomba en el aeropuerto de Bruselas! Más de 30 personas muertas y más de 300 heridos! No me jodas!! Y otro atentado en el metro! Y disparos en la estación de tren de Amsterdam, y algo ha pasado también en Rotterdam …. Así de movida empezaba la semana previa a la
Sevilla tiene un color especial
Esta nueva entrada pertenece a Paz luque, una de esas superatletas que compaginan un trabajo que le obliga a viajar y variar mucho los horarios con la preparación de una maratón. En este caso Paz nos cuenta su experiencia en el proceso y consecución de la maratón de sevilla. “La temporada 2015-2016 se presentaba con